Segunda Gota

Descendientes de descendidos dioses somos.

Inmortales mortales que entre sabiduría vivimos.

Hijos de la tierra, de la jaula que nos encierra, libres de vivir aunque con una correa.

Alzo la vista al cielo y recupero mi aliento, me veo tal y como soy, una mota de polvo más en el universo.

Mas sin mí el universo, no existe ni perdura, el hombre es su enfermedad y al mismo tiempo es su cura.

El hombre es la medida de todas las cosas, y las cosas pues son las medidas de todos los hombres.

El mayor invento de la naturaleza es la circulo vital que ha desarrollado, la muerte de unos para otros es un regalo.

El conocimiento es la enfermedad que fluye por la sangre de la humanidad, al derramarse esta y censurarse esta solo despierta más curiosidad.

El saber no destruye sino que simplemente duerme, esperando a ser alzado por mentes que lo alberguen, esperando a infectas con su semilla el seno de toda mente, espera expandir todo haciendo que el mundo cambie.

Hay enfermedades que se erradican con pastillas, pero las ideas son hermosas y horrendas harpías, sanguijuelas que penetran en tu ser, en tu esencia, depositando ahí sus huevos, esperando que maduren en tu inocencia e ignorancia.

El único remedio que existe para esta enfermedad, es vivir y equivocarse llevando a cabo las ideas, pero siempre y siempre sin maldad.Thinking

No poseo los derechos ni  autoría de la imagen, gracias y buenas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close